¿Cuáles son las contraindicaciones al uso de las lentes de contacto?

contraindicaciones alergiasAunque sean un medio necesario para corregir los defectos de la visión sin cambiar la aparencia, las lentes de contacto tienen que ser usadas con moderación. Para la mayoría de los usuarios, las lentes de contacto son un reemplazo a las gafas que no provoca aflicciones. En cambio, un percentual mínimo de los usuarios lamenta aflicciones dependentes del uso de las lentes de contacto. ¿Cuál es, entonces, la razón de las aflicciones? Este vamos a verlo después.

Es muy importante que los productores de lentes de contacto, en particular los oculistas, informen de manera apropiada a los usuarios sobre los riesgos y las contraindicaciones que dependen del uso de las lentillas. En particular, hay unos factores que no permiten el uso de las lentes de contacto:

  1. Alergías
    Los usuarios que tienen irritaciones que dependen del uso de las lentillas pertenecen a esta categoría. Aquí no se trata de las personas que sufren de alergías temporales, sino de los usuarios que tienen reacciones alérgicas cuando llevan lentillas por causa del material con el cual las lentes están fabricadas. Las soluciones para el cuidado diario de las lentes son otro factor que causa alergías. Las personas que manifestan alergías no tienen que llevar lentillas.
  2. Edad
    Aunque la edad no sea un criterio para establecer si alguien pueda llevar lentillas, se recomienda evitar el uso de las lentes a los niños hasta los 8-9 años. Esta limitación depende de la dificultad, para los niños, de ponerse las lentillas en los ojos y respectar las condiciones higiénicas básicas. De todas maneras, es necesario consultar con un oculista para decidir si los niños puedan llevar lentes de contacto. El uso de las lentillas puede llevar ventajas en los niños, en particular si se considera los complexos infantiles que dependen de los defectos de la visión. En cambio, no hay límites máximos de edad para llevar lentillas. Todos los hombres que no lamentan aflicciones, también los más adultos, pueden llevar lentillas de contacto sin problemas.
  3. Trastornos hormonales
    El hipertiroidismo, así como otros trastornos hormonales, es un factor que no permite el uso de las lentes de contacto.
  4. Resistencias abnormales
    Las personas con este síntoma tienen que renunciar al uso de las lentillas de contacto.
  5. Diabetes avanzado
    También las personas que sufren de diabetes no tienen que llevar lentillas.
  6. Inflamaciones
    La inflamación de la conjuntiva es un factor que no permite a las personas llevar lentillas.
  7. Estilo de vida
    Las características del lugar donde trabajamos o pasamos mucho tiempo es un factor determinante del cual depende la oportunidad de llevar lentillas. Es importante evitar los lugares aclimatizados, calentados y polvorientos.
  8. Sequedad ocular
    Una baja producción de lágrimas obliga los usuarios usar soluciones y otros medios apropiados para humectar los ojos.
  9. Barreras mentales
    Las personas que tienen miedo llevar lentillas de contacto pertenecen a este grupo.

Si queremos que las lentillas nos ayuden corregir los defectos de la visión, es importante no llevarlas en contra de nuestras características. Es importante, también, consultar con un oculista y respectar las contraindicaciones al uso de las lentillas de contacto que él, eventualmente, individue.